TEMA 7. Tecnicas de Movilizacion y Traslado.

September 13, 2017 | Author: Ara | Category: Foot, Shoulder, Crane (Machine), International Organization For Standardization, Knee
Share Embed Donate


Short Description

celador...

Description

Técnicas de movilización y traslado © Laya Sapiens

Técnicas de movilización y traslado

Indice TEMA 7................................................................................................................................................................1 TÉCNICAS DE MOVILIZACIÓN Y TRASLADO........................................................................................2 1. PROCEDIMIENTOS DE MOVILIZACIÓN......................................................................................2 1.1 Los cambios posturales...............................................................................................................2 1.2 Mover hacia un lado de la cama.................................................................................................3 1.3. Cambio de decúbito supino a lateral..........................................................................................4 1.4. Cambio de decúbito lateral a supino..........................................................................................5 1.5 Cambio de decúbito supino a prono............................................................................................5 1.6 Sentar a un usuario en el borde de la cama.................................................................................6 1.7 Subir hacia la cabecera de la cama..............................................................................................6 2. PROCEDIMIENTOS DE TRASLADO..............................................................................................7 2.1. Trasladar a un usuario de la cama a la silla de ruedas................................................................7 2.2. Traslado de la cama a la camilla................................................................................................8 2.3 Ayudar a levantarse y sentarse en una silla.................................................................................9 3. DEAMBULACIÓN.............................................................................................................................9 3.1 Deambulación con ayuda............................................................................................................9 3.2. Deambulación con silla de ruedas............................................................................................10 4. AYUDAS TÉCNICAS PARA LA MOVILIDAD PERSONAL.......................................................11 4.1 Ayudas técnicas para movilización y traslado..........................................................................11 4.2 Ayudas técnicas para la marcha................................................................................................13

i

TEMA 7

1

TÉCNICAS DE MOVILIZACIÓN Y TRASLADO 1. PROCEDIMIENTOS DE MOVILIZACIÓN Antes de iniciar cualquier maniobra de movilización o traslado hay que preguntarse por varios condicionantes: - ¿Estás sólo o cuentas con alguien? - Si estás con alguien, ¿es un profesional o un cuidador informal al que tienes que adiestrar? - ¿Cuentas con los recursos técnicos necesarios? - ¿Las condiciones de seguridad para el individuo son las adecuadas? - ¿La persona enferma puede colaborar en el procedimiento? La respuesta a estos interrogantes va a condicionar la ma−nera en que se lleve a cabo el procedimiento.

Para atender a personas que tienen problemas de movilidad hay tres tipos de acciones básicas: movilización, traslado y deambulación. Se entiende por movilización el conjunto de técnicas que se aplican para mover o desplazar al usuario sobre la superficie en que se encuentra. También hace referencia al conjunto de ejercicios que se hacen para pre−venir las consecuencias de la inmovilización o para corregir capacidades perdidas. Cuando se va a movilizar a una persona, hay que asegurarse de que se tiene preparación suficiente para hacerlo sin riesgo. Las condiciones son distin−tas si nos encontramos en un centro asistencial, donde contamos con otros profesionales y con recursos técnicos suficientes, que si estamos en un domicilio particular, donde no siempre disponemos del acondicionamiento idóneo ni las ayudas técnicas necesarias.

1.1 Los cambios posturales Los cambios posturales forman parte de los procedimientos de movilización. Son importantes en personas que tienen problemas graves de movilidad, principalmente porque con estos cambios se evita la aparición de úlceras por presión y contribuye a la realización de movimientos. Además es necesario realizar estos cambios como paso previo a la realización de otras maniobras o para preparar al paciente para determinadas ex−ploraciones o actividades. Para prevenir la aparición de úlceras de presión se planificarán las posicio−nes en que se debe colocar al usuario para evitar el mantenimiento de la presión sobre las zonas de riesgo. En esta planificación es importante tanto la frecuencia del cambio de posición como la posición que se adopta, pues como vimos en la unidad didáctica anterior, en cada una de ellas el riesgo de aparición varía de lu−gar. Así pues, en los usuarios que requieren cambios posturales hay que tener en cuenta que: - Las posiciones deben mantener una alineación correcta con las articu−laciones en ligera flexión. 2

Técnicas de movilización y traslado - Las posiciones deben cambiarse al menos cada dos horas durante el día y cada cuatro por la noche para evitar escaras por decúbito. - Todos los usuarios requieren ejercicio diario, por tanto cada vez que se efectúe un cambio postural se procurará mover sus articulaciones en toda la extensión posible. Algunos cambios posturales se pueden efectuar simplemente moviendo la posición de la cama; en cambio, otros necesitarán de la actuación de un profesional. Los cambios de postura más frecuentes que deberás efectuar son el cambio de decúbito supino a lateral y viceversa y también de decúbi−to supino a decúbito prono. Normas generales para la movilización de usuarios Como inicio de toda maniobra que implique el contacto con el usuario encamado, es decir todas aquellas que tengan relación con cambios de postura, movilizaciones o traslados, deberás efectuar primero una serie de accio−nes comunes a todas ellas. o Explica siempre al usuario lo que se le va a hacer. o Lávate las manos y ponte guantes si fuera preciso. o Prepara todo el material necesario colocándolo cerca. o Comprueba que la cama esté frenada y en la posición adecuada para llevar a cabo la movilización y a la altu−ra de la cintura del técnico. o Procura siempre el máximo de intimidad con el usuario durante la maniobra. o Aplica los principios de la mecánica corporal para no lesionar al usuario ni lesionarte. Controla las sondas, apositos, sueros, etc. que pueda tener el usuario. Utiliza los elementos de seguridad necesarios, como las barandillas, cojines, etc. o Evita las arrugas de la cama, dejando al usuario cómodamente instalado, asegurándote de que todos los dispositivos necesarios estén correctamente colocados y en funcionamiento. Una vez acabado el procedimiento, pon la almohada, coloca los accesorios necesarios y asegúrate de que estén en correcto funcionamiento, sube la barandilla de seguridad y deja al usuario cómodamente instalado.

1.2 Mover hacia un lado de la cama Mediante esta maniobra dejaremos al usuario a punto para comenzar otros procedimientos, como cambiar de decúbito supino a lateral o sentarlo en el borde de la cama. Este procedimiento lo puede llevar a cabo un solo técnico, aunque es más fácil hacerlo entre dos.

Procedimiento con dos técnicos Los dos técnicos os situaréis en el lado de la cama hacia el que se va a desplazar al usuario. 1. Bajad la barandilla de seguridad de ese lado dejando la otra levantada. 2. Colocad el brazo más cercano del usuario flexionado sobre su cuerpo. 3. Uno de los dos sujetará con una mano el hombro más alejado del usuario introdu−ciendo el brazo por debajo de la cabeza y el cuello, evitando la hiperextensión de éste; la otra mano, colocadla bajo la zona lumbar. Mientras tanto, el otro tiene que colocar un brazo por debajo de los glúteos y el otro por encima de las corvas 4. Simultáneamente debéis tirar del usuario. 3

Técnicas de movilización y traslado 5. Uno de los dos os quedaréis en ese lado para evitar la caída del usuario y el otro se colo−cará para efectuar la siguiente fase.

Procedimiento con un solo técnico Si estás solo y el usuario no puede colaborar realizarás el procedimiento moviendo al usuario por segmentos, es decir, en lugar de hacerlo en un solo movimiento se mueve primero el segmento superior del cuerpo (cabeza y hombros), luego el del medio (la cadera) y por último el inferior (piernas y pies). 1. Colócate lo más cerca posible del lado de la cama al que lo quieras mover. 2. Ponle su brazo más cercano sobre el tórax para evitar rozamientos y facilitar la maniobra. 3. Sujeta al usuario por el hombro más lejano pasando los brazos por de−bajo del cuerpo y acunándole la cabeza si no puede sostenerla. 4. Mueve la cabeza y los hombros hacia ti a la vez. 5. Después coges las nalgas, colocando los brazos bajo éstas y, siguiendo el mismo procedimiento, muévelas hacia ti. 6. Siguiendo el mismo procedimiento, coloca tus brazos bajo sus piernas y pies y muévelos hacia ti.

Procedimiento utilizando la entremetida La entremetida es una pequeña sabana de algodón que ocupa un tercio de la cama y se coloca por encima de la sábana bajera. Aunque tiene como misión principal proteger el colchón de posibles excreciones del usuario tam−bién se utiliza en maniobras de movilización. Para proceder a la movilización con la entremetida, ésta se coloca entre los hombros y el tercio inferior de los muslos. • Si se efectúa la maniobra entre dos personas, os colocáis cada una a un lado de la cama y sujetáis los extremos de la entremetida lo más cerca del usuario que podáis. Al contar hasta tres, la levantáis ligeramente y podréis desplazar el peso hacia el lado que queráis. • Si tienes que realizar la maniobra tú solo, colócate en el lado hacia el que quieras desplazar al usuario, sujeta la entremetida de la misma forma, tirando de ésta y desplazando con ella su cuerpo.

1.3. Cambio de decúbito supino a lateral Este procedimiento se lleva a cabo como parte del programa de cambios posturales o como comienzo de otras maniobras, tales como sentar al usuario en la cama. Para realizar este procedimiento necesitarás almohadas u otros elementos para mantener la postura.

Procedimiento 1. Colócate al lado de la cama y mueve al usuario hacia la orilla contraria a la que vas a girarlo, siguiendo el procedimiento que hemos descrito anteriormente. 2. Coloca la pierna del usuario que está más cerca de la orilla de la cama sobre la otra y el brazo del mismo 4

Técnicas de movilización y traslado lado sobre el otro. A la vez, separa el brazo del lado hacia el que vas a girar al usuario para que no ruede sobre él. 3. Sube la barandilla de seguridad y colócate en el lado hacia el que quieres girar al usuario. 4. Con el tronco inclinado por las caderas y las piernas ligeramente flexionadas, sujeta el hombro y la cadera del individuo y hazle rodar tirando hacia ti, haciendo freno con los antebra−zos para que no se caiga de la cama.

Procedimiento con la entremetida El procedimiento es igual que el anterior pero ahora, en lugar de sujetar al usuario por el hombro y las caderas, tienes que sujetar la entremetida por los picos más alejados. En este caso el freno lo pone tu propio cuerpo.

1.4. Cambio de decúbito lateral a supino Este procedimiento se lleva a cabo como parte del programa de cambios posturales. Necesitarás elementos para mantener la postura.

Procedimiento 1. Colócate al lado de la cama de manera que quedes frente a la espalda del usuario. 2. Sitúa tus manos sobre el hombro y la cadera superiores del usuario y gira su cuerpo tirando suavemente hacia ti de manera que quede en decúbito supino. 3. Colócale las piernas correctamente ya que en el movimiento de giro quedan cruzadas una sobre otra. 4. Muévelo hacia el centro de la cama y déjalo cómodamente instalado, mediante el procedimiento: mover hacia un lado de la cama.

1.5 Cambio de decúbito supino a prono Este procedimiento forma parte del protocolo de cambios posturales así como de la preparación en algunas exploraciones o intervenciones médicas. Necesitas elementos de protección para mantener la postura.

Procedimiento 1. Colócate al lado de la cama y mueve al usuario hacia la orilla de la cama contraria a la que vas a girarlo, siguiendo el procedimiento descrito. 2. Coloca la pierna del usuario del lado más cerca−no a ti sobre la otra y el brazo del mismo lado sobre el cuerpo. El brazo del lado hacia el que vas a girar al usuario se deja pegado al cuerpo. 3. Sube la barandilla de seguridad y colócate en el lado hacia el que le quieres girar. 4. Con el tronco inclinado por las caderas y las piernas ligeramente flexionadas, sujeta el hombro y la cadera del usuario y hazle girar tirando hacia ti, de forma que ruede sobre el brazo pegado al cuerpo y queda en decúbito prono. 5. Coloca las protecciones adecuadas para man−tener la postura dejándolo cómodamente instalado.

5

Técnicas de movilización y traslado

1.6 Sentar a un usuario en el borde de la cama Este procedimiento se usa como parte de la preparación para comer o como paso previo para iniciar la deambulación.

Procedimiento 1. Coloca al usuario en decúbito lateral en el borde de la cama frente a ti, siguiendo el procedimiento que hemos visto. 2. Sube la cama hasta una posición de 45 grados. 3. Cruza la pierna superior del usuario sobre la inferior y sácalas de la cama para que hagan peso. 4. Sujeta el hombro alejado del usuario pasando tu brazo por detrás de su cuerpo y con la otra mano sujeta las piernas por encima de las corvas. 5. Haz un giro con tu cuerpo elevando al tiempo el tronco del usuario y bajando las piernas hasta que se quede sentado. Al efectuar esta manio−bra, es muy importante no girar el tronco sino las piernas y pies para evitar una lesión de espalda. 6. Comprueba si aparecen signos de mareo, en este caso vuelve a dejar al usuario sobre la cama efectuando el procedimiento a la inversa. 7. Ayúdale a ponerse la bata y las zapatillas.

1.7 Subir hacia la cabecera de la cama Esta maniobra sirve para subir a un usuario que ha resbalado en la cama. Para esta acción se pueden usar diferentes procedimientos, según la cola−boración que pueda prestar el usuario.

Procedimiento si el usuario colabora Si el usuario colabora este procedimiento lo puede efectuar un solo técnico. 1. Sitúate a un lado de la cama mirando hacia la esquina contraria de la cabecera de la cama. Pon los pies separados y el tronco inclinado por las caderas manteniendo las piernas flexionadas, con un pie más atra−sado y cargando el peso sobre él. 2. Sujeta al usuario por debajo de lo glúteos, con el brazo más cercano y el más alejado apoyado sobre la cama. 3. Pídele que flexione las piernas, que apoye los pies en la cama y se aga−rre al cabecero, o bien que apoye las manos en la cama a la altura de las caderas. 4. Explícale que a una señal convenida debe apoyar los pies firmemente sobre la cama y extender las rodillas a la vez que se ayuda con los brazos. 5. A la señal convenida acompaña su movimiento con tus bazos, pasando el peso que soporta tu pie trasero al pie delantero.

Procedimiento si el usuario no tiene fuerzas 1. En este caso flexiónale las piernas, colócale los brazos sobre el tórax y pídele que flexione el cuello. 2. Sitúate de frente a la cama, con los pies separados y apoyando tu peso sobre el pie más cercano a los pies de 6

Técnicas de movilización y traslado la cama. 3. Colócale tus manos bajo sus hombros y muslos y empuja su cuerpo hacia arriba pasando el peso de un pie a otro.

Procedimiento si el usuario no colabora En este caso serán necesarias dos personas para efectuar el procedimiento con seguridad. 1. Situaos cada uno a un lado de la cama de cara a la esquina contraria de la cabecera de la cama. Poned las piernas ligeramente flexionadas, con un pie adelantado y con el peso sobre la pierna retrasada. 2. Sujetad al usuario bajo los hombros y muslos entrelazando vuestras manos y antebrazos. 3. A una señal convenida, desplazad el cuerpo hacia arriba pasando el peso del pie trasero al de−lantero.

Procedimiento con la entremetida Una variación sería usar una entremetida, sujetándola igual que en el procedimiento anterior y, a una señal previamente acordada, levantar ligeramente y desplazarle hacia arriba.

2. PROCEDIMIENTOS DE TRASLADO Llamamos traslados al conjunto de técnicas que se aplican para desplazar al usuario de un lugar a otro colindante. Algunos ejemplos de traslado son de la cama a la silla de ruedas o al sillón, de la cama a la camilla, etc.

2.1. Trasladar a un usuario de la cama a la silla de ruedas En este caso el procedimiento estará condicionado por la capacidad de colaborar que tenga el usuario.

Procedimiento con un usuario que colabora 1. Sienta al usuario en la cama, siguiendo el procedimiento que hemos visto. 2. Coloca el cinturón de traslación. (Es un cinturón acolchado que tie−nen una serie de asas para sostener a la persona en diferentes manio−bras de traslado, lo estudiaremos en el apartado Cinturón acolchado.) 3. Baja la cama hasta que los pies del usuario se apoyen en el suelo. 4. Coloca la silla de ruedas paralela a la cama o el sillón lo más cerca posible. 5. Bloquea las ruedas de la cama y la silla. Sube y retira los apoyos de los pies de la silla. 6. Pide al usuario que se adelante y se siente en el borde de la cama, se incline hacia delante y coloque el pie más fuerte bajo el borde de la cama y el débil más adelanta−do, y que sitúe las manos sobre la cama o sobre nuestros hombros. 7. Colócate de pie enfrente del usuario, inclina el tronco desde las caderas y mantén las piernas flexionadas con los pies separados y colocados inversamente a los suyos. Rodea su cintura y sujeta el cinturón por la espalda 8. A una señal, solicítale que empuje con el pie trasero a la vez que tú tiras de él. 7

Técnicas de movilización y traslado 9. Espera un momento en posición vertical y juntos pivotad o dad varios pasos hacia la silla de ruedas o sillón. 10. Pídele que apoye las piernas contra el asiento y que co−loque el pie fuerte retrasado y ambas manos sobre los brazos de la silla o sobre tus hombros. 11. Pídele que al contar tres pase el peso de delante hacia atrás, sentándose, soportando parte del peso con los brazos. 12. Asegúrate de que el usuario queda sentado bien atrás para tener mayor base de apoyo y estabilidad y minimi−zar el riesgo de caída ya que evita que se vuelque la silla con su peso. 13. Baja los apoyos de los pies y coloca los pies del usuario. Usa el cinturón de seguridad si fuera necesario.

Procedimiento con usuario que no colabora En este caso lo mejor es utilizar una grúa de movilización. Si se carece de ella es necesaria la colaboración de dos técnicos y seguir el siguiente procedimiento. 1. Moved al usuario al borde de la cama. 2. Colocad la cama en 45°. 3. Colocad la silla paralela a la cama de cara a los pies. 4. Un técnico se sitúa por detrás de la silla y el otro frente al usuario. 5. El primer técnico sujeta al usuario por los antebrazos pasando los bra−zos bajo las axilas. 6. El segundo técnico sujeta por debajo de los muslos. 7. A una señal, cargad el cuerpo y desplazadlo hasta la silla.

Traslado de una cama a una silla de ruedas: http://www.youtube.com/watch?v=NTMLjDaMD7w&NR=1

2.2. Traslado de la cama a la camilla Esta maniobra es necesaria para trasladar a un usuario a una sala de exploración u otras. Para un usuario que no colabora este traslado se puede hacer de dos for−mas: con un técnico usando una entremetida o bien con tres técnicos.

Procedimiento con un técnico usando una entremetida 1. Ajusta la altura de la cama de forma que quede por encima de la camilla y no haya espacio entre ellas. 2. Baja la cabecera de la cama. 3. Bloquea las ruedas de ambas. 4. Sujeta la entremetida por los picos y apoyándote en la camilla con una rodilla tira del cuerpo del usuario

Con tres técnicos 1. Colocad la camilla perpendicular a la cama de forma que queden los pies de la cama tocando con la cabecera de la camilla o la cabecera de la cama con los pies de la camilla. 8

Técnicas de movilización y traslado 2. Frenad las ruedas de ambas. 3. Destapad al usuario y colocadle los brazos cruzados sobre el pecho. 4. El técnico más alto se sitúa a junto a la cabeza del usuario sosteniéndo−le la cabeza y cuello por los hombros con un brazo y con el otro la cin−tura. Otro técnico sujeta bajo la cintura y los glúteos y el otro bajo las piernas. 5. A una señal convenida, levantad el peso del usuario acercándolo al propio cuerpo y en un movimiento simultáneo de los tres depositarlo en la camilla.

2.3 Ayudar a levantarse y sentarse en una silla 1. Colócate frente al usuario. 2. Sitúate con el tronco inclinado por las caderas con las piernas flexionadas, con los pies separados y colocados a la inversa de los del usuario. Éste mantendrá su pierna fuerte atrasada para que sea la que sostenga su peso cuando se levante. 3. Coloca el cinturón de traslación y sujétalo por detrás. 4. Contrae glúteos, abdominales y piernas y, a una señal convenida, pídele que empuje, al tiempo que tú te levantas extendiendo las caderas y rodillas.

Procedimiento para sentarse 1. Coloca al usuario de espaldas a la silla, con el pie fuerte atrasado y pídele que coloque sus brazos sobre tus hombros o sobre los reposa-brazos si los hubiera. 2. Situado frente a él con los pies a la inversa de los suyos, a una señal convenida, pídele que pase el peso a la pierna trasera y flexione las rodillas y caderas mientras tú flexionas tus caderas y ro−illas agachándote sin doblar la espalda.

Técnica de movilización cama/ silla: http://www.youtube.com/watch?v=g8oN0vQ4aXU&feature=related

3. DEAMBULACIÓN Se entiende por deambulación el desplazamiento de forma autónoma, con o sin instrumentos mecánicos. En muchos casos tras largas convalecencias es posible que haya que recupe−rar poco a poco esta capacidad y en otros casos es necesaria la ayuda de ciertos medios técnicos como andadores o bastones, así como la ayuda de profesionales.

3.1 Deambulación con ayuda Para ayudar a caminar a una persona que ha estado encamada es preciso que sigas los pasos siguientes: 1. Ayúdale a sentarse en el borde de la cama. 2. Valora si tiene signos de mareos, vértigo, palidez, aumento súbito del pulso, etc. 3. Asegúrate de que viste apropiadamente y lleva calzado antideslizante. 9

Técnicas de movilización y traslado 4. Ayúdale a que se ponga de pie al lado de la cama. 5. Prevé la longitud del paseo. 6. Cerciórate de la seguridad mientras le ayudas a caminar. 7. Anímale a que camine de manera independiente pero a su lado. 8. Si está muy débil: Coloca tu brazo más cercano alrededor de su cintura y con el otro brazo sujeta su brazo más cercano por el codo. o Usa un cinturón de deambulación por si surge alguna urgencia, ase−gurándote de que está bien atado y seguro alrededor de la cintura del usuario. Haz que alguien nos siga con una silla de ruedas. 9. Si está moderadamente débil: o Entrelaza tu antebrazo con su antebrazo más cercano. o Coloca el cinturón en prevención para poder sujetarlo. o Anímale a que adopte una postura correcta dentro de lo posible. Si aparecen signos de hipotensión o debilidad ayúdale a sentarse rápida−mente y colócale, si es posible, la cabeza entre las piernas (esto facilita el riego sanguíneo en el cerebro) sin dejarlo solo porque puede caer al suelo Cuando la debilidad pase ayúdale a volver a la cama. Si el usuario se está cayendo, colócalo en posición horizontal sobre el suelo antes de que se desmaye, situándote por detrás y adoptando una base de apoyo amplia, con un pie delante del otro que permite mayor estabilidad y la posibilidad de inclinarse hacia atrás para soportar su peso. Lleva al usuario hacia atrás, de forma que se apoye sobre tu cuerpo. Cuando un usuario cae, lo hace directamente hacia abajo o hacia delante por lo que hay que cuidar que no se golpee la cabeza, las caderas o las rodillas.

3.2. Deambulación con silla de ruedas Si el usuario utiliza silla de ruedas, es necesario que aprendas a utilizarla para ayudarle en aquellas operaciones de deambulación en que tengas que ayudarle. Las operaciones más habituales en este sentido son subir y bajar escalones y escaleras y acceder a un autobús no adaptado.

Procedimiento para subir un escalón 1. Coloca la silla de espaldas al escalón y perpen−dicular a él. 2. Levanta las ruedas delanteras presionando con el pie sobre la barra de soporte. 3. Acerca las ruedas traseras al borde y tira de la silla hacia arriba.

Procedimiento para bajar un escalón 1. Coloca la silla de frente al escalón. 2. Inclina la silla como en el procedimiento ante−rior. 3. Acerca las ruedas traseras al borde del escalón y ve bajándolo haciendo contrapeso y con los pies separados 10

Técnicas de movilización y traslado y adelantados uno respecto al otro.

Procedimiento para subir y bajar escaleras Puede hacerse con un técnico pero es preferible hacerlo con dos. 1. El procedimiento es el mismo que con un solo escalón, pero antes de pasar de uno a otro tie−nes que asegurarte de estar bien apoyado y en equilibrio y de que también lo está la silla. 2. Si lo hacéis entre dos personas, una se coloca delante y la otra detrás, de forma que la que está detrás es la que hace la fuerza de tirar y la otra mantiene la silla en equilibrio y acompaña el movimiento.

4. AYUDAS TÉCNICAS PARA LA MOVILIDAD PERSONAL En todos los procedimientos de movilización y traslado y deambulación se deben usar las ayudas técnicas adecuadas para prevenir lesiones tanto para el técnico como para el usuario. Las ayudas técnicas son todas aquellas herramientas, aparatos o productos destinados a paliar las limitaciones funcionales de las personas que tienen algún tipo de déficit. Estas ayudas están catalogadas por la Norma UNE-EN-ISO 9999, y han sido clasificadas en diferentes grupos. El grupo que hace referencia a las ayudas para la movilidad personal es el ISO 12. Las ayudas técnicas para la movilidad personal (iso 12) se entienden como instrumentos para sustituir o reemplazar una limitación funcional que facilitan la movilización, la transferencia y la deambulación, de manera que aportan un mayor grado de autonomía en las actividades de la vida diaria a las personas que las utilizan.

4.1 Ayudas técnicas para movilización y traslado La cantidad de ayudas técnicas que existen en este grupo es muy variada y, en cada caso, se deberán adaptar a las necesidades del usuario. Aquí expon−dremos las más habituales.

Grúa de movilización (IS012 36) Las grúas se usan para transferir al individuo a la silla de ruedas, al inodoro, a la cama, a la ducha, pero también cuando una persona se ha caído y hay que levantarla del suelo, o cuando hay que trasladarla a otra habitación. Tienen un mecanismo de elevación que puede ser mecánico o eléctrico. También es necesario el uso de un arnés (ISO 12 36 24) que se debe adaptar a las características del usuario: tamaño, capacidad, patología, etc. Las grúas pueden ser: fijas, de techo y móviles. • Grúas fijas. Están ancladas en el suelo o en la pared. Tienen el inconveniente de que no se puede trasladar al individuo a otra estancia. • Grúas de techo. Van por raíles que se colocan en el techo. Al igual que la anterior tampoco permite desplazamientos. 11

Técnicas de movilización y traslado • Grúas móviles. Son las más comunes en residen−cias y domicilios. Se requiere espacio y habilidad en su manejo así como elegir los arneses ade−cuados según las características del usuario. Las grúas móviles constan de una base con ruedas y se pueden cerrar para pasar por los sitios estrechos El asiento suele tener posibilidades de giro por lo que se debe aproximar mucho al lugar de utilización. Las que se utilizan en residencias suelen ser mayores que las domiciliarias. Hay que tener en cuenta que cuando se desplaza al individuo se produce un balanceo. También hay que asegurar que las puertas, pasillo, etc. tengan la anchura suficiente para pasar. Generalmente hay que hacer reestructura−ción en la vivienda en que se usa, tanto de mobiliario como de espacios, por ejemplo en el cuarto de baño.

Sillas de ruedas (IS012 21) Son ayudas técnicas para desplazamiento que permiten que personas con graves problemas de movilidad salgan a la calle y tengan autonomía, para ello es fundamental que se adapten a las características de cada usuario. Pueden ser a motor o con tracción manual. Empujar una silla de ruedas exige un conocimiento de la misma y habilidad para no provocar accidentes. Los principios de seguridad de manejo son los siguientes: - Bloquea siempre los frenos de la silla antes de sentar o le−vantar al usuario. - Levanta los apoyos de los pies antes de sentar al usuario y bajarlos después del traslado colocándole los pies sobre ellos. - Asegúrate de que está sentado bien atrás sobre el asiento. - Utiliza cinturones que se atan por detrás de la silla para proteger a los clientes confusos de posibles caídas. - Para entrar o salir de un ascensor, ve siempre con la parte posterior por delante, con las ruedas traseras grandes primero. - Para bajar una pendiente, coloca tu cuerpo entre la silla de ruedas y el final de aquélla.

Otras ayudas técnicas En muchos casos es necesario usar una serie de instrumentos que faciliten el manejo de los usuarios incapacitados para así prevenir lesiones en el técnico. Entre éstas se encuentran: - Esterilla deslizante. Se trata de dos superficies que se deslizan en senti−do contrario, facilitando de esta manera los movimientos en la cama, así como el traslado a silla. - Cinturón de traslación. Es un cinturón acolchado, lavable, que se coloca en la cintura del usuario y se cierra con una hebilla. Tiene una serie de asas para sostenerlo cuando se vaya a proceder al desplazamiento. - Escalas. Son escalas que se enganchan a los pies de la cama y ayudan a incorporarse a las personas encamadas sin ayuda de un técnico. - Coches especiales. Consiste en adaptar un automóvil a la discapacidad del individuo. Por ejemplo, si va en silla de ruedas debe poder acceder y colocarse de forma adecuada, adaptaciones frecuentes en este caso son las rampas y las plataformas elevadoras.

12

Técnicas de movilización y traslado

4.2 Ayudas técnicas para la marcha Técnica de marcha con bastones En el caso de requerir un apoyo máximo. En todo momento hay que mantener dos puntos de apoyo en el suelo. o Adelantar el bastón unos 30 cm. mientras se mantiene el peso con las dos piernas. o Adelantar el pie débil hasta el bastón mientras el peso lo sostienen el bastón y la otra pierna. o Adelantar la pierna fuerte más allá del bastón y man−tener el peso con el bastón y la pierna débil. Cuando se requiera menos apoyo. Adelantar el bastón y la pierna débil y después adelan−tar la pierna fuerte mantenien−do el peso con el bastón y la pierna débil. Estas ayudas permiten aumentar la seguridad del individuo con alguna li−mitación funcional. Son prolongaciones del miembro superior hasta el suelo. Los más importantes son los bastones, los andadores y las muletas. • Bastones (ISO 12 03 03). Los bastones son elementos de apoyo que sir−ven para descargar la pierna débil y para dar seguridad al individuo con marcha inestable. El bastón se debe sujetar con la mano del lado fuerte del cuerpo para tener una mejor alineación y proporcionar el apoyo máximo. • Andadores. (ISO 12 06 12). El andador es una de las principales ayudas para la marcha. Está indicado en usuarios que necesitan más apoyo del que proporciona un bastón. Es más estable y seguro, ya que impide el ladeo. Presentan una barra para sujetarlo, que debe quedar por debajo de la cintura para que los codos queden flexionados y la postura sea lo más normal posible, por lo que la altura debe ser regulable. El andador estándar lleva cuatro patas de goma y asideros de plástico, el individuo debe levantarlo para avanzar por lo que tiene que tener fuer−za en los brazos y manos para poder levantarlo. También los hay de dos ruedas y dos patas y de cuatro ruedas, en estos casos no hay que hacer tanta fuerza para levantarlos pero son más inestables. Algunos incluso llevan asiento incorporado. • Muletas. (ISO 12 03 06 09-12). Son ayudas técnicas que son útiles en pe−riodos de recuperación de fracturas de pierna o de cadera, aunque también las usan personas amputadas de algún miembro inferior. La persona que la utiliza debe tener fuerza en las piernas y no tener afecta−do el equilibrio, por lo que son difíciles de usar por individuos que han estado encamados y que no suelen ser conscientes de su debilidad. Otras ayudas técnicas para facilitar la deambulación son pasamanos y agarraderas, muy útiles en viviendas adaptadas, rampas para subir escalones, etc. Video de movilización con grúa de la cama a la silla de ruedas:

Movilización con grúa desde la cama hasta silla de ruedas: http://www.youtube.com/watch?v=kW_lAsAWGJs&feature=related

13

Técnicas de movilización y traslado

14

View more...

Comments

Copyright © 2017 KUPDF Inc.
SUPPORT KUPDF